Datos, Imágenes, e Información obtenidos en La Red

CASAS Y EDIFICIOS DE ÉPOCA 2º
UN POCO DE HISTORIA

EL HOSPITAL DE LA MARINA. (MADRID)
Al igual que todos sus hermanos de la sierra, este sanatorio se construyó para
tratar la tuberculosis. El ayuntamiento del pueblo cedió los terrenos para su
construcción en el año 1940. Seguramente se empezó a construir ese mismo año
quedando terminado y listo para su inauguración el año 1943. Fue construido por
el Servicio Militar de Construcciones, participando en su diseño varios arquitectos
fieles al régimen de la época. Tras la erradicación de la tuberculosis a través de
vacunas, pues la enfermedad ya no se trataba de la misma manera. Este sanatorio
tuvo el mismo final que todos los que pueblan la zona de la sierra, por lo que
decidieron convertirlo en una clínica neumológica para la Marina. Con los años y la
apertura de nuevos hospitales militares, el sanatorio se convirtió en una clínica
geriátrica hasta su cierre en el año 2002. Durante este tiempo, el sanatorio ha salido
dos veces a subasta. A día de hoy el edificio no tiene ningún uso y el paso del tiempo
unido a los actos vandálicos hacen que se esté cayendo poco a poco. La humedad
se deja notar bastante y poco a poco los chatarreros lo van saqueando
probablemente acabe convertido en pisos.

LEYENDA
Desde que cerrara sus puertas el Sanatorio una leyenda negra pesa sobre él
siendo muchas las personas del lugar que a lo largo de los años afirman haber
tenido en él experiencias paranormales.

  

Hospital de La Marina en la actualidad.

Estos edificios o casas su comienzos tenían un aspecto impresionante y lujoso tanto
de exterior como interior. En cambio hoy en día están abandonados derruidos por la
dejadez, los efectos del tiempo y actos vandálicos tan solo quedan de ellos algunas
paredes se mantienen en pie y sin techo.

####################

CASAS Y EDIFICIOS DE ÉPOCA
UN POCO DE HISTORIA

EL SANATORIO DE SIERRA ESPUÑA. (MURCIA)
La primera piedra se pone en el último trimestre de 1913 cuando las autoridades
regionales tienen que tomar decisiones drásticas ante los estragos que estaba
causando la tuberculosis entre la población civil. Dado el carácter contagioso de
esta enfermedad se decide recluir a los enfermos en un lugar aislado; además,
hasta entonces, el aire puro y limpio de la sierra era el mejor alivio que existía.
La obra se prolongará durante varios años concluyéndose en 1917 la primera
planta del hospital, aunque no fue hasta 1934 cuando se terminó por completo.
La estructura la forman tres alas de dos alturas y el sótano. Con los años se
fueron añadiendo la casa del conserje, el depósito de cadáveres, los velatorios,
un acueducto para recoger agua del deshielo, etc. En la planta superior se
ubicaron los enfermos más graves que necesitaban reposo y estaban aislados;
mientras que, en la planta baja lo hicieron los menos graves pudiendo dar
incluso paseos por la sierra y ser visitados por los familiares.
Normalmente la mayoría acababa subiendo a la planta alta y muriendo tras una
larga agonía. Aparte de sanatorio, el edificio se convirtió en ambulatorio para
los vecinos. Poco a poco muchos de los internos fueron recuperándose de las
graves dolencias que padecían y dados de alta. Los pocos que quedaron se
trasladaron al Hospital Provincial de Albacete. El Ministerio de Sanidad decide
entonces reconvertir el complejo en un orfanato. Los elevados gastos de
manutención de un edificio de tal envergadura llevan al Ministerio, en 1962,
a declararlo como no rentable provocando su cierre.

LEYENDA
Desde que cerrara sus puertas el Sanatorio una leyenda negra pesa sobre él
siendo muchas las personas del lugar que a lo largo de los años afirman haber
tenido en él experiencias paranormales.

 

  

Sanatorio de Sierra Espuña en la actualidad.

Estos edificios o casas su comienzos tenían un aspecto impresionante y lujoso tanto
de exterior como interior. En cambio hoy en día están abandonados derruidos por la
dejadez, los efectos del tiempo y actos vandálicos tan solo quedan de ellos algunas
paredes se mantienen en pie y sin techo.

####################

CASAS Y EDIFICIOS DE ÉPOCA
UN POCO DE HISTORIA

EL BALNEARIO DE SANTA ELISA. (CORDOBA)
El balneario de Santa Elisa, también conocido como Balneario de Peñas Blancas
o Gran Hotel de Santa Elisa se encuentra situado en la provincia de (Córdoba).
Construido a mediados del siglo XIX, empezó siendo una construcción de planta
rectangular, de dos pisos y sencilla decoración y una sencilla fachada orientada
hacia el Este. En la década de los años veinte del siglo XX se reformó con una
nueva fachada orientada hacia el sur y con torreones en cada esquina, decorados
con balaustradas, molduras y cerámica de color añil que enriquecieron al edificio.
Fundado por D. Elías Cervelló y Chinesta. También contaba con una capilla
independiente situada al norte del edificio principal. En la cara sur todavía se
conservan una pareja de sillones "tu y yo" de piedra, un par de fuentes y un cedro
de lo que debieron ser los jardines. Durante la guerra civil española sirvió de hospital
de campaña y tras la misma entró en decadencia y abandono; comenzando su
destrucción con numerosos expolios. En la prensa de la época aparecía la siguiente
publicidad: "Gran Establecimiento Hidromedicinal...con el Gran Hotel de Santa Elisa,
de primer orden, con todo confort, clima de altitud. Cocina sana. Mesa de régimen
según prescripción facultativa. Capilla con cultos diarios. Salón de recreos y paseos
pintorescos. Este hermoso y sano Establecimiento está emplazado en el centro de
Sierra Morena, gozando de temperatura agradabilísima y atmósfera pura y diáfana,
lo que hace de él un verdadero sanatorio". Las temporadas oficiales de apertura del
balneario eran de 15 de Abril a 15 de Junio y de 1 de Septiembre a 31 de Octubre.
En Santa Elisa se hospedaron importantes personajes de la época como el ministro
Romanones y se cuenta que llegó a celebrarse hasta un consejo de ministros.

  

El Balneario en sus comienzos.

  

El Balneario en la actualidad.

Estos edificios o casas su comienzos tenían un aspecto impresionante y lujoso tanto
de exterior como interior. En cambio hoy en día están abandonados derruidos por la
dejadez, los efectos del tiempo y actos vandálicos tan solo quedan de ellos algunas
paredes se mantienen en pie y sin techo.