PROYECCION ASTRAL
ABRIL 2008

 

¿Es la muerte el comienzo de la vida eterna?

Este caso no lo comente anteriormente pero me dispongo a contarlo ahora.
Mi padre se encontraba muy grave debido a una enfermedad que venía
padeciendo, pero tuvo una recaída y eso lo llevo a la cama.
Mi padre ya casi no podía hablar y apenas podía ver, entonces puse en su
habitación encima del armario, una cámara de infrarrojos inalámbrica
(vía radio) y en mi habitación puse el monitor, para estar vigilando sus
movimientos y estar al cuidado de él. Bien, horas antes de su fallecimiento
mi cuñada estaba en la habitación de mi padre y a través del monitor vi una
bola brillante. Era una esfera blanca, brillante, luminosa, no dejaba estela
ni humo, se desplazaba alrededor de mi cuñada dando vueltas por la
habitación, era del tamaño de una pelota de tenis, (aprox). La luz de la
habitación estaba apagada pero mi cuñada encendió la luz y ese fenómeno,
esa esfera, no podía verla en el monitor con la luz encendida, bajé y
apagué la luz, pues yo estaba en el piso de arriba, y la sala de mi padre
en la planta baja. Bueno, al apagar la luz de la habitación volví a ver
la bola blanca de nuevo y a continuación paso otra segunda bola por la
habitación. Se desplazaba de un lado a otro, llegue a ver dos esferas,
pero esas esferas se podían ver en el monitor a través de la cámara
infrarrojos. Momentos antes de fallecer mi padre extendió el brazo y
levantó la cabeza de la almohada y con el brazo extendido decía:
ahí está mi madre, ésa es. Todo este fenómeno lo vi a través del
monitor con cámara infrarrojos.
En los últimos momentos cuando una persona fallece lo material se queda
aquí, es el espíritu o alma la que vive, en esos últimos momentos vienen
o aparecen sus familiares difuntos o amigos que vienen a ayudarle a cruzar
el pasillo, o túnel luminoso ese pasillo que separa este mundo del otro,
y una esfera era el alma o espíritu del fallecido y la otra esfera es la de un
familiar que viene a recogerlo y tranquilizarlo sintiendo una paz y bienestar
absoluta. En ese momento el aura o alma abandona el cuerpo material.
La creencia general es que cuando morimos el lazo que nos unía con
nuestro cuerpo vivo se rompe y nuestra alma se desprende hacia un
camino, supuestamente al cielo, al purgatorio o al infierno según las
creencias religiosas de cada uno y la vida terrenal que llevamos.
En el camino hacia el paraíso vemos nuestra vida de forma rápida, según
los testigos, donde nos muestran lo malo y lo buenos de nuestra
vida sin ningún reproche o castigo por estas.

 

Monitor y Cámara Infrarrojos

Video reconstrucción de los hechos según lo sucedido